7 consejos para mejorar tu privacidad en Android

Mucho se ha hablado de los peligros que conlleva la información que divulgamos en las redes sociales, existiendo incluso campañas de sensibilización al respecto. En cambio, es bastante menos conocido que, de forma silenciosa e inconsciente, vas dejando un rastro de las acciones que realizas con tu móvil, que algunas empresas recopilan y emplean para diversos propósitos.

En este guía te voy a dar algunos consejos sobre cómo reducir tu huella digital y limitar la cantidad de información que pueden recopilar sobre ti.

Hay que ser prácticos

En un mundo ideal, todos estaríamos usando una versión de Android como Lineage OS o Copperhead OS, sin Google Apps, y con todo el tráfico pasando por Tor. Pero lo cierto es que, la mayor parte de la gente (entre la que me incluyo), no estamos dispuestos al esfuerzo y el sacrificio en funcionalidad que ello supone.

Por otra parte, es posible aumentar significativamente tu nivel de privacidad sin necesidad de realizar cambios tan complejos. Veamos cómo.
 

1. Cambia de navegador

Este es, sin duda alguna, el primer paso y el más importante. Chrome es extremadamente laxo con tu privacidad, y no tiene inconveniente en auto-registrarse con tu cuenta de Google en todo servicio asociado a su SSO, además de tragarse cualquier tracker que se encuentra. Tampoco debería extrañarte, el principal negocio de Google radica en la publicidad contextual.

En este caso, lo ideal es que cambies a Orfox con Orbot (hay que instalar ambas apps por separado, aunque dependen entre sí). Orfox es una versión especializada de Firefox que, además de llevar de seria una configuración mejorada de privacidad, usa por defecto Orbot para navegar a través de Tor (un sistema que ofusca tu dirección IP de origen, dando saltos a través de otros equipos).

Eso sí, en ocasiones usar Orfox te puede resultar incómodo, ya que el consumo de datos y batería es mayor, además de que algunas peticiones pueden tardar bastante más en responder. Por eso es interesante combinarlo con Firefox Focus (una versión especializada de Firefox orientada especialmente a la privacidad, aunque con menos funcionalidades) o incluso Firefox genérico. Si optas por este último, debes hacer una serie de cambios en su configuración:

  • En Menú -> Configuración -> Privacidad
    • Protección contra rastreo: Activada
    • Limpiar datos privados al salir: Habilitado
    • Recordar cuentas: Deshabilitado
    • Telemetry: Deshabilitado
    • Informe de fallos: Deshabilitado
    • Servicio de localización de Mozilla: Deshabilitado
    • Informe de salud de Firefox: Deshabilitado
  • En Menú -> Configuración -> Avanzado
    • Restaurar pestañas: No restaurar tras salir de Firefox
    • Permitir autorreproducción: Deshabilitado
  • Instalar las extensiones HTTPS Everywhere y Privacy Badger

Además, es importante que configures alguno de éstos como navegador por defecto, para que así lo usen también las apps que tienen instancias empotradas para mostrar cierta información (como Twitter, por ejemplo).
 

2. Cambia de motor de búsqueda

En línea con el punto anterior, es fundamental que dejes de usar Google como buscador, y cambies a otro que ponga más interés en tu privacidad, como DuckDuckGo. Orfox y Firefox Focus ya vienen así por defecto, pero en Firefox tendrás que seleccionarlo manualmente (Menú -> Configuración -> Buscar).

Adicionalmente, si tu launcher lleva empotrado un widget de búsqueda de Google, es conveniente que lo elimines para evitar confusiones. Si no te deja hacerlo (ocurre con algunos launchers, hasta aquí llega la obsesión de Google por estar presente en tu vida), la mejor opción es que cambies a un launcher como Nova Launcher, que además de no tener dicho widget, viene con una serie de opciones adicionales muy interesantes, y es sorprendentemente rápido y ligero.
 

3. Contrata una cuenta de correo electrónico privado

¿Te gustaría que el cartero abriera tu correspondencia para ver qué artículos compras con tu tarjeta de crédito? Pues eso es exactamente lo que hace Gmail.

Por esta razón, es conveniente que destines la cuenta de Gmail que te obliga a configurar Android exclusivamente para los servicios de Google, y que contrates una cuenta de correo electrónico a parte, configurándola en un cliente de email alternativo, como K-9 Mail.

Digo contratar, porque es importante que se trate de un servicio de pago, para que el negocio de la empresa que te sirve el correo electrónico sea el ser un buen MTA y no los servicios publicitarios. Una buena opción puede ser Fastmail, o un proveedor local de hosting, que aún queda alguno.

Protonmail, que ofrece un buzón de email cifrado, también se está haciendo muy popular, especialmente desde que apareció un capítulo de Mr. Robot, pero yo no te recomiendo su uso hasta que no existan clientes que sean libres y estén convenientemente auditados (corres el riesgo de que tus correos queden atrapados para siempre en su servicio).

Adicionalmente, indistintamente de la empresa que contrates, lo ideal es que tengas un dominio propio, para que eventualmente puedas cambiar de una a otra sin perder tu dirección, pero eso es un poco más complicado.
 

4. Deshabilita las opciones de recopilación de datos de Google

Entra en Ajustes -> Google -> Información personal y privacidad, y deshabilita todo lo que te permita. Aviso, se te van a poner los pelos de punta.

Eso sí, ten en cuenta que no está claro si deshabilitar estas opciones realmente hacer que Google deje de recopilar dicha información, o simplemente no te la muestra.
 

5. Deja de usar la aplicación de YouTube

La aplicación de YouTube, al igual que pasa con Chrome, se auto-registra con tu cuenta de Google, y ayuda a que se almacenen los vídeos que visualizas y tus búsquedas.

Si te gusta hacer uso de las subscripciones, y que te avise cuando se publica un vídeo nuevo, no te queda más remedio que seguir usando la aplicación. Pero si sólo haces un uso esporádico, buscando manualmente los vídeos o visitando enlaces, es mejor que evites la aplicación y visites YouTube desde uno de los navegadores instalados en el punto 1.

Puedes incluso crear un acceso directo para que te aparezca un icono en tu launcher, usando la opción Menú -> Página -> Añadir a pantalla de inicio de Firefox (en Orfox y Firefox Focus es similar).
 

6. Desactiva los servicios de localización

A no ser que necesites usar el GPS de forma constante (para Google Maps, por ejemplo), es conveniente que mantengas deshabilitados los servicios de localización. Existe un acceso directo en la segunda página de los ajustes del desplegable superior, con nombre “Ubicación”.

Si tienes alguna aplicación que depende de este servicio, como por ejemplo, una de predicción del tiempo atmosférico, es mejor que configures manualmente el municipio en el que estás interesado.
 

7. Cambia el teclado virtual

La aplicación que la mayoría de móviles Android llevan para proveer el teclado virtual, Google Keyboard o Gboard, comparte la información que tecleamos para mejorar las sugerencias que presenta mientras escribimos. Aunque es posible desactivar esta característica, en mi opinión es preferible optar por un teclado virtual alternativo.

Este artículo recopila 14 alternativas interesantes (hay 15, pero una es el propio Gboard), con una breve reseña de cada una.

 
 

* La imagen arriba mostrada es propiedad de othree, y tiene licencia CC-BY 2.0. Fuente original vía Flickr

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *